¿Qué bomba de calor es más eficiente?

En el mercado podemos encontrar toda una serie de bombas de calor que se adaptarán tanto a nuestra casa como nuestro local o cualquier otro tipo de sitio en el que las queramos instalar.
Ahora bien, en estos tiempos lo que se busca es la eficiencia: la factura de la luz se ha incrementado de una forma exponencial y por eso queremos consumir lo mínimo posible para no llevarnos una sorpresa desagradable a fin de mes.
Por esta razón te vamos a comentar los diferentes tipos de bombas de calor que existen, así como la eficiencia asociada a cada uno de ellos.

Tipos de bombas de calor

bomba calor

 

Bombas de calor aire y agua: Estas bombas se encargarán de recoger el aire que se encuentra en el ambiente; son capaces de crear un balance de intercambio entre el propio aire y el agua. De esta forma, se encargan de disminuir el calor que tiene el ambiente traspasándolo, al mismo tiempo, al propio líquido.

Bombas de calor aire-aire: Por su parte, este tipo de bomba se aprovecha del intercambio del aire de diferentes temperaturas para conseguir ganar o perder calor entre el espacio cerrado y el exterior. Este es el tipo de bomba más utilizada a la hora de climatizar diferentes ambientes.

Bombas de calor agua y agua: En este caso, necesitaremos que la instalación tenga algunas características especiales. Necesitaremos que existan aguas subterráneas cuya temperatura oscile entre los 7-12 °C.Además, esta temperatura se tiene que mantener durante todo el año; en el caso de que haya variaciones por encima o por debajo, el sistema podría no funcionar perfectamente.
Esta bomba lo que realiza es un intercambio del calor entre las aguas subterráneas y la red de agua que tiene el propio hogar.
Por lo general es el más eficiente hasta el momento ya que no tiene asociado un consumo eléctrico que sea demasiado elevado. Ahora bien, conseguir mantener las características que requiere no es algo demasiado sencillo. Además, también lleva asociada una instalación de puede ser algo complicada de realizar.

Bombas de calor geotérmicas: En comparación con todas las anteriores, estos modelos son claramente más costosos. Son capaces de absorber todo el calor que se encuentra en el subsuelo; ahora bien, son bombas mucho más grandes, requieren de mucho espacio para ser instaladas, y además, no son fáciles de colocar.
Es cierto que, aunque en un principio hay que hacer una inversión demasiado elevada, tienen una rentabilidad tan alta que no tardaremos en subsanar el gasto.
Eso si, si tenemos poco presupuesto de entrada, nos daremos cuenta que puede que no será la opción más adecuada en base a lo que estamos buscando.

¿Qué tipo de bomba de calor debería elegir?

Básicamente podemos establecer la relación de que, a medida que vayamos bajando en la lista anterior, más rentable será el modelo pero más costoso será de ponerlo en práctica.
Será muy importante que valoremos los pros y los contras para determinar cuál es exactamente el que se ajusta a lo que nos hace falta.